martes, 9 de febrero de 2010

¿Dónde arriesgarse a celebrar el día de los enamorados?

Por Juan Pablo Sucre

Muchos amigos nos preguntan para dónde ir en ocasiones especiales, bien sea en días comerciales o las celebraciones espontáneas. Es difícil no imaginarse los mejores momentos de gozo de la vida si no es compartiendo de la buena comida y la buena bebida... Por supuesto, con la compañía apropiada.

Se dice que los mejores tratos se cierran en la mesa: un compromiso, un buen negocio, el preludio del amor... El Día de San Valentín, más popularmente llamado de los Enamorados -o consoladoramente, de la Amistad-, a pesar de ser un ensamblaje del capitalismo -como dirían por ahí- (de gremios de bombonerías, floristerías, restaurantes, moteles y afines...), marca un día cumbre del año en que debemos manifestarnos con afecto y los obsequios propios que simbolizan los más hermosos sentimientos hacia esa pareja, "arrejunte", amante o amigo(a) que nos mueve el piso...

No obstante, las malas experiencias que he tenido en los restaurantes cuando se me ha ocurrido invitar a cenar a una chica el Día de los Enamorados, me hacen recomendarles que se piensen muy bien la escogencia del local...

Definitivamente NO iría a ningún local de moda, y mucho menos si lleva poco tiempo abierto... ¿Las razones?: 1) Muchos recortan la carta dejando un menú con los platos más prácticos y costosos para que tanto la cocina como la sala trabajen con la mayor eficiencia/ganancia (no es coincidencia que estamos en un mes de langosta); 2) El exceso de comensales hacen un ruido estruendoso que le quita romanticismo a la experiencia, dificultando mucho una grata conversación; 3) El trato apurado de los mesoneros buscando sacarte rápido para que alcancen un turno posterior... Todo eso hará de la expectativa de una sonrisa, una morisqueta....

Recuerdo cuando una vez terminé comiendo una reina pepeada en una arepera después de tomarnos dos botellas de vino en un restaurante recién inaugurado y que, al final, nos dijo el capitán: "Lo siento, váyanse, la cocina colapsó, el chef se peleó con el dueño y su orden lamentablemente no va a poder salir...". La arepa estuvo deliciosa para calmar el hambre y la frustración pero, definitivamente, no fue la experiencia buscada ni la mejor arma de seducción...

A pesar que la recomendación más indicada que les daría es que compren un buen espumante, ingredientes de primera y cocinen algo sabroso y romántico en cada hogar, hay gente que definitivamente quiere evadir la rutina, perderse de los niños o familiares y salir a pasarla bien... Para ellos que se quedan en Caracas y que definitivamente quieren arriesgarse, éstas son mis recomendaciones para este fin de semana:


* Plan de Lujo: Restaurante Le Gourmet del Hotel Tamanaco: el chef Elías Murciano planeó un menú del amor del 8 al 13 de febrero, que consta de los siguientes platos:
- Tartar de Langostinos
- Risotto de pasta y tinta de calamar, porcini y aire de parmesano Reggiano
- Pulpo en carpaccio con ensalada de lentejas
- Róbalo envuelto en ajoporros
- Ternera glaseada con macarrón relleno de hongos y foie
- Chocolate Apamate en su textura
BsF. 590 + 10% Servicio + IVA.
Reservaciones por el Tlf: 0412-6097221

* Plan Accesible: Las Marías Cocina de Casa (en El Hatillo): la quinta de Susana de Sará, hermosa y acogedora, estará deleitando a los enamorados con una cena especial el sábado 13 de febrero cargada de ingredientes afrodisíacos. La propuesta está conformada así:
- Bisquet de Camarones
- Lomo de cerdo al chocolate
- Pescado al curry
- Chocolates en varias formas
BsF. 225
Reservaciones por el celular 04141178328

* Otras opciones que no fallan: Casa del chef Eduardo Moreno en Los Chorros: privada, romántica y suculenta (Tlf. 04143106100). Otra nueva propuesta que promete es escaparse a lo último de Galípán, cuyos fogones están al mando de nuestro amigo el chef Tomás Fernández, en Gazebo's Asador & Lounge (Tlf. 04122486084)