miércoles, 22 de julio de 2009

Las Denominaciones de Orígen españolas

España constituye una de las naciones vitivinícola con más Denominaciones de Origen y es quizás uno de los países que más las enaltecen como estandartes de las diferentes regiones para promocionarlas como parte de los atractivos comerciales y turísticos. Las Denominaciones de Origen del vino y demás productos alimenticios de ese país son de data relativamente reciente. Las bases legales pioneras de las Denominaciones de Origen españolas se remontan al Estatuto del vino del año 1932 y luego a la Ley 25/1970, del Estatuto de la Viña, del vino y los alcoholes. Actualmente las Denominaciones de Origen vitivinícolas están contempladas en la nueva Ley 24/2003 de la Viña y del Vino.

Si bien, las Denominaciones de Origen son, como vemos, regidas por normas legales locales, los países las establecen para realzar los productos de una tierra, con sus propias costumbres, mitos, leyendas, historia y artesanía, capaces de crear obras de una singular y excelsa calidad.

En este enlace del gobierno español se pueden buscar las distintas Denominaciones de Origen encuadradas por Comunidades Autónomas.