domingo, 2 de noviembre de 2008

Cierra con éxito la semana de la gastronomía con el SIG 2008

Stands, catas, degustaciones, bodegas, destilerías, chefs con estrellas Michelin, enólogos, sumeliers, vinos, rones, escoceses, vodkas, chocolates, quesos, tabacos, restaurantes, productores, emprendedores, encuentros entre amigos... en fin, toda la movida gastronómica local se movilizó en el mayor evento gastronómico nacional, el Salón Internacional de la Gastronomía, el cual gana más fuerza año a año, y en el 2008 su impacto no se redujo solamente a la escena venezolana, sino que se ha convertido en referencia de lo que se está cocinando en toda Latinoamérica y el mundo.

En lo personal, tuvimos una agenda extremadamente intensa, desde comienzos de semana atendimos invitaciones que cordialmente nos extendieron casas aliadas distribuidoras de vinos y destilados, restaurantes y amigos gastrónomos, todo un maratón de eventos y experiencias sabrosas y creativas, lo que nos comprueba que Venezuela está avanzando a grandes pasos hacia la evolución de nuestros paladares y el gusto por la movida gourmet, lo que denota que el "buen vivir" llegó para quedarse.

Contentos estamos, pues, por el éxito de nuestros queridos amigos de Exceso, Cocina y Vino y de todo el equipo organizador de este magno evento, así como de las iniciativas que circundaron su epicentro de la mano de los expositores. Felicitamos especialmente a Alexander Alcalá, Sasha Correa, Carolina Pérez y, por supuesto, al respetado Ben Amí Fihman, quien sabemos siempre estuvo supervisando y haciendo los contactos estratégicos desde Europa y presencialmente durante los días del evento. También un especial reconocimiento a Merlín Gessen y todo el equipo de Cocina Abierta, quien al mando de la parte comunicacional, no obvió ningún detalle para que todos los que de una u otra forma informamos la fuente, estuviéramos al tanto de todos los entretelones.

Por nuestra parte, fuimos protagonistas en dicho marco del pre-lanzamiento de nuestro libro Caracas Gourmet & Lounge 2008, el cual decimos con gran satisfacción que ha sido recibido con mucho entusiasmo en el medio, asi mismo, también fuimos organizadores de varios eventos en alianza con nuestros clientes, la distribuidora Maison Blanche y Ron Santa Teresa, los cuales iremos repasando y haciendo las respectivas reseñas en nuestros próximos posts.

Luego de disfrutar, compartir, comer y beber hasta la saciedad, nos tomamos dos Alka Seltzer para mitigar la indigestión y la resaca que nos dejó como estela los excesos del fin de semana y nos preparamos a afrontar los próximos días, menos intensos en cuanto a eventos, pero siempre movidos, porque, como decían por allí, Caracas nunca duerme...

3 comentarios:

Alejandro dijo...

Sin duda el SIG es el magno evento de la eno-gastronomía venezolana,o hay duda pero siguen quedando tantos detalles de organización pendientes, la comida o la oferta gastronómica dentro de SIG es nefasta, el tema del estacionamiento es patético, no sé ya existe tal poder de convocatoria que habrá que pensar en otra sede. Afortunadamente creo que por el costo de la entrada, en esta oportunidad no se llenó como en años anteriores de puros borrachitos y eso estuvo muy bien.

Laura dijo...

Es verdad hay todavía muchos errores, yo creo que ustedes mismos desde Gourmet Launge que ha mostrado un ejemplo indiscutible de éxito en la coordinación de todos sus eventos, deberían incorporarse así sea como un comité consultivo y aportar sus valiosas ideas y experiencia para el futuro SIG.
Es un mega evento y gracias a Dios lo tenemos, pero la verdad es que organizativamente deja mucho pero mucho que desear, no podemos tapar el sol con un dedo y creo de corazón que ustedes pueden dar un gran aporte.

Ivan dijo...

Si pero es muy difícil que la directiva del SIG permita que opinen y metan la mano en la organización, yo lo que creo es que podrían hacer ustedes mismos algo parecido al SIG pero menos ambicioso en un principio, es decir no tan enorme y poco a poco seguro que logran algo fuera de serie.