jueves, 6 de agosto de 2009

Un Frappuccino puede tener más calorías que un Big Mac

Así como años atrás los medios y la opinión pública se volcaron en contra del alto índice calórico de los productos de las cadenas de comida rápida, ahora también las ventas de café sofisticado se han puesto en la lupa y están siendo duramente cuestionadas.

Y es que la utilización de leche entera, crema, azúcar, caramelo, chocolate, entre otros ingredientes hípercalóricos que se le añaden a los apetecidos iced-coffees o frappuccinos de Starbucks, pueden llegar a tener entre 200 y 560 calorías, de acuerdo al Fondo Mundial de Investigaciones sobre el Cáncer (WCRF, por sus siglas en inglés).
Esto equivale a un plato de pasta con una copa de vino, una hamburguesa completa, seis huevos o dos porciones de pizza, explicó a BBC Ciencia el médico nutricionista Alberto Cormillot, fundador del Instituto Argentino de Nutrición. Es alarmante que con un simple vaso de café una mujer pueda estar ingiriendo casi un cuarto de sus las calorías diarias necesarias.

El doctor Cormillot explicó a BBC Mundo que estos cafés son lo que los nutricionistas llaman "líquidos con calorías ocultas", es decir, "bebidas que la gente suele consumir sin ser consciente de la gran cantidad de grasa que contienen".

Vía BBC