domingo, 22 de marzo de 2009

La experiencia de Le Gourmet se intensifica


Le Gourmet de Caracas ya es una marca consolidada de refinada gastronomía y, como es normal en los restaurantes de hoteles cinco estrellas, su cocina ha pasado por varias etapas separadas por la culminación y comienzo de los cocineros que han ejercido la jefatura de sus fogones.

Desde sus orígenes, su propuesta fue inspirada en la cocina francesa clásica, luego pasó por la “nouvelle cuisine” que marcó la pauta en la década de los ochenta, hasta una mezcla actual de los sabores franceses de siempre con el aprendizaje tecnológico que la cocina de vanguardia ha dejado como herencia. Ciertamente, la propuesta integral de Le Gourmet nunca ha perdido su esencia, que es hacer de la experiencia de sus comensales la más protocolar y distinguida de Caracas, ajustándose siempre a los nuevos tiempos.

Pero, más allá de su reconocimiento –donde destaca el armonioso servicio de su brigada de sala, el impecable ambiente y su cava de vinos galardonada por la revista Wine Spectator-, hoy vamos a centrarnos a comentar la nueva degustación de la carta que vienen ofreciendo desde hace pocas semanas, dibujada y puesta en práctica por el chef que recientemente asumió las riendas de su cocina, Elías Murciano.

Murciano ha elaborado para Le Gourmet una propuesta concisa, estructurada por una veintena de platos. Con platos de nombres sencillos, con descripciones de no más de una línea, lo suficientemente claras y sin adornos innecesario, donde las ensaladas, sopas, entradas, proteínas y postres, se equilibran de manera que todos los apetitos puedan ser correspondidos.

Una novedad que ha puesto en práctica Le Gourmet, es la de un "Menú de Degustación", el cual consta de 9 platos donde el comensal puede llevarse una buena idea de la sazón de Murciano.
Comienza con la frescura de un plato que mezcla una pequeña porción de STEACK TARTAR y un chupito de CREMA DE GARBANZOS; enseguida llega la TERRINE DE FOIE GRAS, con mi-cuit con láminas de higos, mango y gelatina de Campari, acompañado de pancitos brioche que al juntarlos con el paté y llevarlo a la boca concluimos inmediatamente que es la mejor en su estilo de Caracas, la untuosidad y el equilibrio logrado marcan un extraordinario comienzo; se sigue con un ATÚN o SALMÓN sobre una espuma de queso, torrefacto de café y nueces caramelizadas; de allí a unas LÁMINAS DE CALAMAR en su consomé con tomate seco, un poco amargo al juntarse con la tinta del calamar pero así se contrastan los sabores cremosos de los platos anteriores; el intermedio perfecto lo trae el RAVIOLIS DE HONGOS frescos con trufa negra y su aceite, el relleno es simplemente extraordinario, provoca estancarse allí y pedir dos y tres raviolis más; pero hay que seguir y así llegamos la PESCA DEL DIA, con panceta y cebollín, ensalada cruda de rábanos trufados y aceite de aceitunas negras, con una impecable cocción del pescado; luego el CORDERO AL HORNO, con gnocchi de auyama y teja de yuca, nos deleita el sabor de la carne, pura, sin mucho condimento ni salsas que cambian el sabor original, la textura y cocción también es apropiada; los postres del Chef Pastelero, Willmer Mantilla, también sacan grandes aplausos, el primero, ESFERAS CROCANTES DE MERENGUE y limón con sorbete de tomillo, que limpia el paladar sin empalagarlo, equilibrio atinado entre dulce y acidez; finalmente se cierra con el FONDANT DE CHOCOLATE con su helado, de lo común del dulce distinguimos su intenso sabor a nueces.

La experiencia Le Gourmet se ha intensificado con el ingreso de Elías Murciano, que no puede verse aislada de los esfuerzos que hacen día a día la gerencia en cabeza de Maria Isabel Willson; la dirección de la brigada negra, bajo la batuta del Maitre premiado, Agustín Bellorín y la armonía con los vinos que diseñan el Enólogo Ettore Perín junto al Sommelier Gustavo García, así como todo el equipo de trabajadores. Ciertamente, es un "dream team" que los dos Elías Abilahoud -padre e hijo-, han engranado para continuar haciendo de Le Gourmet uno de los restaurantes de más nivel de Latinoamérica.