lunes, 16 de marzo de 2009

Santi Santamaría ante la intoxicación en "The Fat Duck"

Restaurant "The Fat Duck", situado en Bray, al oeste de Londres

La ya conocida diatriba entre los defensores de la cocina tradicional contra los cocineros que han alzado la bandera de la "gastronomía tecnoemocional", han abierto un nuevo episodio encendido por el cierre voluntario del restaurante tres estrellas Michelin, The Fat Duck, situado en Bray, cerca de Londres. Su chef, Heston Blumenthal, la ha pasado muy mal en el último mes como producto del cierre voluntario de su local después que más de 400 comensales hayan denunciado que se han intoxicado con su comida con problemas gastrointestinales.

El chef catalán Santi Santamaria, cuyas posiciones en su último libro "La Cocina al Desnudo", han sido tajantes en contra de la propuesta culinaria que vienen desarrollando desde hace más de una década Ferrán Adrià, en España, y Blumenthal, en Gran Bretaña, ha vuelto a dejar en claro su posición mediante su "Carta a Heston Blumenthal", publicada hace pocos días en su blog.

Ante el intercambio de conceptos que Blumenthal y Santamaría se propinaron en los medios europeos, el español termina atacando a los medios que incentivan el conflicto, diciendo que "intoxicar a la opinión pública es peor que cualquier intoxicación alimentaria."