jueves, 2 de abril de 2009

China se convierte en una potencia vitivinícola

Una de las grandes casas productoras de vino de Bordeaux, como es Domaines Barons de Rothschild (Chateau Lafite), está desarrollando viñedos en China destinados a la producción de vinos finos, así como lo oyen....

Los mismos que se aventuraron en el pasado a invertir en el nuevo mundo, tal como lo hicieron en Viña Los Vascos en Chile y Bodegas Caro en Argentina, se atreven ahora a invertir en el titán asiático como consecuencia de la voracidad de los chinos que están decubriendo aceleradamente el placer de beber buenos caldos.
En la última edición de la revista especializada en vinos, Decanter Magazine, se informa como esa casa francesa ha comenzado a sembrar 25 hectáreas de viñas en la localidad de Penglai, en la provincia de Shandong, 800 kms al norte de Shanghai. Las principales vides que se dan en ese terruño son Cabernet Sauvignon, Merlot y Cabernet Franc. El Barón Eric de Rothschild, propietario de Lafite, mostró gran entusiasmo por la creación de un "excepcional Grand Cru chino".

Y es que de acuerdo con un estudio del International Wine and Spirit Record de Londres, para el año 2011 se calcula que los chinos estarán consumiendo 1,1 mil millones de botellas de vino al año, lo que equivale a 828 millones de litros, el doble de lo que se reportó en el 2007.
Vía Decanter Magazine, artículo completo aquí.